En Educación Primaria, ampliaremos el abanico de  vivencias y experiencias motrices, sociales, e intelectuales, así como también su complejidad. Apuntando al dominio de los segmentos corporales y desarrollando la corporeidad, aspectos fundamentales, que nos permitirán iniciarlos en diferentes deportes. En esta etapa, cobran un papel fundamental el desarrollo de las capacidades sociales, el juego en equipo, la colaboración entre pares, la solidaridad, el respeto, (sobre todo a las diferencias que nos definen como seres únicos e irrepetibles); y el respeto a las normas, tanto de los juegos y deportes, como de las normas de convivencia que encontramos a diario. En cuanto al deporte, su principal virtud educativa es su carácter de juego y  las exigencias que plantea al niño para desarrollar su capacidad de:

adaptarse a situaciones nuevas

fomentar la cultura de movimiento como un modo de vida,

brindar  igualdad de oportunidades a través del el intercambio y la cooperación

Es así, que el concepto primordial de iniciarlos en un deporte es el de jugar, jugar sobre la base del respeto, humildad, honestidad, cooperación, y solidaridad.